Si eres delo pocos que somo algo descuidado con los telefonos o tienes niños pequeños que lo hacen por ti introduciendo tu telefono en el ecusado/poceta/inodoro o algun contenedor de agua, Lo primero que te indica la deseperacion es usar un secador de cabello ponerlo en donde pega la luz del sol o  haciendo lo típico: meterlo en arroz durante unos días. Sí, es una solución casera pero algunas veces funciona y otras no.

Obviamente no es la mejor solución,  existen técnicas más avanzadas para lograr que el dispositivo vuelva a funcionar, o al menos, que los componentes esenciales respondan. Y esas técnicas avanzadas son las que están empleando los expertos forenses en el caso de Diana Quer, la joven española desaparecida.

Segun esa informacion su teléfono fue arrojado al mar, y expertos ya trabajan a toda maquina para intentar secarlo y volverlo a la vida para recopilar su valiosa información.

A continuación, te enseñamos que estan haciendo.

Agua destilada y secado

Lo primero es eliminar el agua salada y otras suciedades hay que  introducir el teléfono en un contenedor con agua destilada (natural) durante varias horas y  colocar debajo el recipiente algun soporte con vibración continua. Con esto, se intenta eliminar la mayor cantidad de polvo posible, y otros residuos alojados en el teléfono, así como reducir las partes oxidadas al mínimo.

Culminado este proceso, se procede al secado del dispositivo. Para ello, se pueden llegar a emplear distintos métodos, desde paños calientes, hasta un horno, o un secador como el de cabello. También es habitual el uso de un aceite especial que elimina la humedad de los rincones menos accesibles.

Desarmar y Soldar

Volviendo a la noticia anterior se informo que quien llevo la peor parte fue la tarjeta fisica del dispositivo por tal motivo se enfrentan l desafio de  soldar la memoria interna, la memoria flash y la memoria RAM a otra placa base de un iPhone 6 Plus, para poder así recuperar la información que están buscando. Así, el siguiente paso es desmontar el Celular, separando la pantalla de su chasis, para tener acceso a estos componentes.

Se necesita  un microsoldador, y mucha paciencia puesta en manos de un experto. Él se encargará de separar los componentes necesarios de la placa base original, y procederá a soldarlos a la nueva placa. Hecho esto, será prácticamente como tener un smartphone nuevo, pero con la información del antiguo smartphone intacta. De paso, podrán introducir la tarjeta SIM y conseguir los importantes datos que almacena, desde registros de llamadas hasta envíos de mensajes.

Y así es como los expertos consiguen extraer la información de un smartphone que ha pasado horas e incluso días mojado en agua salada. Sin duda, técnicas que no están al alcance de cualquiera, y que son de gran valor para la Policía en casos como el de Diana Quer.

Comentarios Facebook

Comentarios